Culpa

Culpa

proyecto-leed-foto-blog-006

¿Cómo he llegado hasta aquí? ¿Cuándo he llegado a este punto? Se preguntó Marta. Había hecho las cosas mal, muy mal. Ese era el problema, ser consciente de que te habías equivocado. Siempre era más fácil echar la culpa a los demás. Ya era evidente el distanciamiento con sus amigos, pero esa noche los había perdido definitivamente.

¿Y ahora ? ¿Qué hacía? Sentía frustración, rabia y miedo. Se había dado cuenta, ¿no era eso suficiente? ¿No lo era el arrepentimiento que sentía? Por lo visto no. Marta se sentó en la cama, cerró los ojos y respiró hondo. Le dolía la cabeza por haberse pasado toda la noche llorando. Sabía que a partir de esa noche nada sería igual. La presión social a su edad era asfixiante y esta vez había podido con ella. Pretendiendo ser alguien que no era, se había olvidado de quién era en realidad por el camino. Pasaron las semanas, y aunque fue duro, volvió a hacer las cosas que le gustaban, a pasar más tiempo con las personas a las quería y a quererse más a sí misma. Y por fin volvió a encontrarse.

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *